sábado, 21 de julio de 2007

Intoxicated man

Bueno, después de dar definitivamente por perdido el Etnosur debido a ciertos desajustes intestinales, causantes en última instancia de la creación de este blog o lo que sea, he llegado a la conclusión de que el agente causante de tanto tiempo perdido absurdamente no es un virus como había pensado en segundo lugar.

Estoy intoxicado. No hay duda, lo de ayer no era fiebre, era Granada en pleno verano al mediodía y sin aire acondicionado. Gracias a un sarpullido y numerosos picores se confirma la primera sospecha (ni jaus, vamos). Ahora solo queda determinar que (o quien) es lo que causa esa intoxicación. Rememorando todo lo ingerido durante la última semana tenemos los siguientes candidatos:


-Comida Familiar. Comida familiar el domingo con sobreabundancia de todo, cuyos excedentes han sido la base de mi alimentación durante esta semana.


-Las tapitas. Ingeridas en gran número y variedad en todo tipo de bares y tascas a lo largo y ancho de Granada y extrarradio. Siempre acompañadas de abundantes cantidades de cerveza (más bien acompañando a).


-Chucherias y cloro. El jueves, día previo a la hecatombe, estuvimos en la piscina de Geor. Tragamos papas fritas, cerveza, vino, chuches de goma, con regaliz, con relleno extraño.... y frutos secos chinos (así los llaman, no se que son). Todo ello acompañado de abundante agua de piscina.


Conclusión: Han sido los frutos secos chinos (o lo que sea eso). Nunca me inspiraron confianza y nunca debí comerlos. He pagado un fin de semana por ello.

8 comentarios:

xalabin dijo...

Va a ser más bien una especie de hecatómbica sinergia, si no no se explica que el resto de la gente que ha comido dos de tres, sigan pululando con su intestino intacto.

titobobb dijo...

mi hermana empieza a tener síntomas de lo mismo.

xalabin dijo...

Creo que ahora estás en un buen momento para releer a Schopenhauer.

abel dijo...

Esas cosas pasan en verano, yo también soy un sufridor estomacal veraniego, pero es que con comida como la de la foto cualquiera se resiste. No te perdiste nada en el etnosr, tranquilo.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

La culpa la tiene el pan. Haz como yo y elimina el pan de tu dieta. Y, sobre todo, no culpes a la cerveza. Cerveza buena, pan malo. Es fácil de recordar.

Al final no pude tirar hoy para Alcalá, tuve un lapsus matutino y me quedé traspuesto...

titobobb dijo...

Suuunday morniiing... como mola despertarse un domingo a la una y media y tener un portatil en la mesita de noche.

xalabin dijo...

Eso depende de lo que lleve el portatil ^_^

gloria dijo...

seguro que fue el agua de piscina, a mi me pasa, si no me concentro en coger el aire por la boca y soltarlo por la nariz, lo hago del revés y dentro del agua. yo también me perdí el etnosur, un bautizo inevitable