lunes, 2 de junio de 2008

Pink Floyd 42 años despues.

En 1966, cuando los Pink Floyd dieron sus primeros conciertos, yo era extremadamente pequeño. Me fui perdiendo por unas u otras razones todos los que dieron y no ha sido hasta hace un mes que pude ver uno. Bueno, vi a Roger Waters con su parte del despiece de la banda (que ya lleva sus 20 añitos desguazada y vendida por fascículos).



El concierto fue bueno bueno, reseñas ya hay muchas, técnicamente impecable... etc.


Shine On You Crazy Diamond (directo 2008)

Pero me quedó una sensación fría, quizás por la lluvia que deslució parte del montaje de luces y dificultó el vuelo del cerdo hinchable.



El sonido: perfecto; la pantalla de leds: de tamaño, luminosidad y definición apabullantes... por momentos me dio la sensación de estar viendo un gigantesco televisor de prestaciones infinitas... pero un televisor, no un concierto, a pesar de los 9 o 10 músicos que acompañaron a Waters.

Muy emotivo el montaje recordando a Syd Barrett durante el tema "Shine on you Crazy Diamond". El concierto fue un montaje musical y técnico muy eficiente y de altísima calidad, pero llevan recordando a Syd desde los años setenta porque Pink Floyd en realidad era esto:


Interstellar Overdrive (1966)

No hay comentarios: